domingo, 19 de enero de 2014

EL ASESINO HIPOCONDRÍACO

El asesino hipocondríaco es uno de esos libros que entran por los sentidos. Llaman muchísimo la atención tanto la portada, originalísima ilustración, como el título en sí, que anuncia que la historia que encontraremos en el interior será diferente a una novela negra al uso.
Y en efecto así es, porque el Señor Y no es en absoluto un asesino a sueldo prototipo.
Esta misma semana la novela, cuyo autor es Juan Jacinto Muñoz Rengel, ha resultado finalista del premio Mandarache, convocado por el Ayuntamiento de Cartagena.
Juan Jacinto Rengel es oriundo de Málaga. Estudió Filosofía y se ha dedicado profesionalmente a combinar su labor docente con su colaboración con diversas publicaciones literarias, el periódico El País y Radio Nacional de España. 
Comenzó su andadura como escritor dedicándose a los relatos cortos y a los cuentos, con los que obtuvo varios premios.
El Asesino hipocondríaco es su primera novela, y data del año 2012. Tuvo un gran éxito de ventas y público.

El Señor Y, asesino profesional a sueldo, tiene el encargo de matar al Sr. Blaisten, al que lleva más de un año dedicado, pues no quiere que nada puede torcerse llegado el momento. Otra de las razones que ralentizan su trabajo es que está convencido de que pronto llegará el final de su vida, ya que está convencido de padecer múltiples enfermedades, algunas de ellas rarísimas, como el Síndrome del Acento Extranjero, el Síndrome del Espasmo Profesional o el Síndrome de Proteus, y además de esto se enfrenta a la incomprensión médica.
El Señor Y es un hipocondríaco de manual, y además de conocer al detalle todas las enfermedades que cree padecer, todas ellas reales, conoce también casos de conocidísimos hipocondríacos de la historia: Descartes, Molière, Kant, Poe...
Como os comentaba, estamos ante una novela absolutamente diferente. El asesino en serie es el hilo conductor para enseñar al lector una serie de enfermedades y sus síntomas de forma ágil y amena, así como contarnos la historia de muchos personajes históricos que padecieron esta misma enfermedad. Siempre que el Sr. Y nos habla de alguno de ellos además, le justifica diciéndonos que aunque nadie le hacía caso cuando explicaba todos sus males, terminó muriendo de tal o cual cosa. Como todos, claro, moriremos algún día...

"Siempre me he dejado guiar por los consejos para cuidar el cuerpo del sabio filósofo prusiano. Incluso, al principio, sin duda debido a un capricho de la providencia, siguiendo un análogo orden en los distintos estadios de mi vida. Primero, padecí un insomnio tenaz durante años, del que sólo logré librarme ciñéndome a los dictados de la filosofía práctica del señor Kant (pág. 23)"

De una forma muy entretenida nos encontramos sumergidos en un libro en el que conoceremos las vidas de Molière, Tólstoi, Voltaire y otros muchos hombres que padecieron grandes calamidades en su vida. Todo lo que nos cuenta el Sr. Y además es real. Las vidas de los personajes históricos fueron realmente así y las enfermedades que él cree padecer tienen en efecto los síntomas que describe, al menos las que he tenido la curiosidad de mirar en Google, porque la verdad es que resultaban tan curiosas que no sabía si eran fruto de la imaginación del escritor.

"El lunes siguiente, la musicalidad de mis frases era letona. Para, los días ulteriores, de miércoles a sábado y de domingo a jueves, ser tomado respectivamente por un emigrante ucraniano y por un desnutrido joven polaco (...) A esta primera crisis del Síndrome del Acento Extranjero le siguieron casi quince años en los que fui conociendo las cadencias mexicanas, cubanas, chinas (...)" (pág. 69)

"De los doscientos casos registrados en el mundo de personas afectadas por el Síndrome de Proteus, uno es el mío. Entra esa desproporcionada minoría de infelices también me encuentro yo de nuevo" (pág. 90)

"Joseph Carey Merrick, El Hombre Elefante, mi hermano de penalidades e infortunio, escribió un poema en colaboración con el poeta y pastor protestante Isaac Watts. Todavía hoy los baptistas suelen cantarlo como parte de sus himnos religiosos.
Los versos que pertenecen al Sr. Merrick dicen así:
Es cierto que mi forma es algo extraña,
pero culparme por ello es culpar a Dios;
si yo pudiera crearme a mí mismo de nuevo
me haría de modo que te gustase a ti" (pág.107)

Una lectura entretenida, fácil, que nos hará sonreír en muchas ocasiones y que me ha gustado bastante y que como os comentaba, resulta un libro de lo más original.

19 comentarios:

  1. Me suena este libro, creo que leí una reseña de Pedroemilio sobre él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente habrás leído varias reseñas, porque hace un tiempo hubo una lectura conjunta :)

      Eliminar
  2. No sé, no sé. Por un lado me llama, pero por otro no termino de decidirme...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó un poco igual, tardé en decidirme, luego me sorprendió gratamente!

      Eliminar
  3. Llevo con ganas de leerlo desde que salió, pero siempre se me cuelan otras lecturas. Habrá que poner un plazo para que esto no siga sucediendo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre me pasa a mí, hay taaaanto que leer... :)

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Bueno, está claro que no se puede coincidir con todo el mundo, a mí sin embargo me gustó bastante ;) Bss

      Eliminar
  5. El años pasado hubo muchas reseñas de este libro y desde entonces anda por mi lista. sobre todo me llama la originalidad, me alegro de que te haya gustado y la recomiendes.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. La novela es original pero, pese a que habla de personajes muy conocidos, no me llama mucho la atención. La portada de por sí ya me echa para atrás. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya se sabe, nunca llueve a gusto de todos... Bss

      Eliminar
  7. Ya te decía por otros lares que me había picado la curiosidad, así que es bastante probable que me anime con él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate, seguro que te gusta, es muy original y con toques muy divertidos!!

      Eliminar
  8. La verdad que me reí bastante con este libro. Me cogió por sorpresa y se me escaparon carcajadas en algunos momentos (el momento "mis pastillas" es genial
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene un montón de toques de humor muy buenos! Bss

      Eliminar
  9. Tengo ganas de leerlo, hay muy buenas opiniones sobre él =)

    Besotes

    ResponderEliminar