sábado, 30 de noviembre de 2013

GINEBRA PARA DOS

Últimamente estoy bastante espesa para leer, muy ocupada con los Libros Solidarios para Samuel, pero no quería perder ese hábito de leer todas las noches un poco, de manera que decidí recurrir a lecturas más frescas y entretenidas, fáciles y que no me exigieran excesiva concentración.
Mi elección esta vez fue Rebeca Rus, a la que no había leído nunca, aunque sí había leído varias reseñas de sus libros, y me llamó la atención.
Esta pequeña novela, que no llega a las 200 páginas yo la calificaría de comedia romántica, si fuese una película sería la típica protagonizada por Meg Ryan y de la que aunque intuimos el final feliz, nos gusta el camino que conduce a él.

La protagonista de la historia que nos cuenta Ginebra para dos es Silvia Vega, treintañera y mujer de gran éxito profesional, directora creativa de una de las mejores agencias publicitarias de España. Silvia y su empresa se presentan a un concurso para ganar la cuenta de publicidad de una importantísima marca de cosméticos que supondría una inyección económica considerable.
Ella y otros compañeros se desplazan a Ginebra para realizar sus propuestas a la empresa.
Allí de manera accidental encuentra a un hombre, Daniel Soler, que hace que el corazón de Silvia se estremezca, un desconocido que la atrae poderosamente, hacía años que no se sentía de esta manera... Pero pronto sabrá Silvia quién es Daniel Soler, nada menos que el creativo de la competencia.
Comienza entonces una batalla interna en Silvia, que por un lado se siente atraída por el hombre y por otro se recuerda una y otra vez que le odia, que ha leído mil artículos sobre él antes y la manía que le tiene... Además de esta lucha interna, Silvia ha de hacer lo imposible por tratar de ganar la cuenta suiza, y todo este proceso es el que viviremos con ella, su agobio por no saber qué hacer, sus inseguridades a pesar de su apariencia de mujer que va pisando fuerte y segura... una protagonista muy creíble y bien construida.
Me he entretenido muchísimo con esta lectura, muy simpática, con situaciones ridículas que sacan la sonrisa del lector, momentos enternecedores, otros más tensos... y en todo momento pensando ¡que se decida ya, están hechos el uno para el otro!
Pasaréis un buen rato con Ginebra para Dos, muy aconsejable, sobre todo para leer en momentos que apetece algo ligero que nos haga sonreír y pasar un rato agradable, Rebeca Rus nos cuenta este capítulo de la vida de Silvia con mucha frescura, abundancia de diálogos muy fluidos y una protagonista que podría ser cualquiera, con la que resulta fácil identificarse como mujer y como profesional.

10 comentarios:

  1. Se agradecen este tipo de lecturas, ya lo creo, para desatascarnos un poco y, de paso, sonreir de vez en cuando, que buena falta nos hace. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto!! Doy fe de que además cumple :)

      Eliminar
  2. No me sonaba de nada, pero no pinta mal. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de lo más entretenido!! Esta escritora es más conocida por la saga de Sabrina, quizá te suene más

      Eliminar
  3. Con este tipo de libros no termino de animarme... Pero éste lo tendré en cuenta para aquellos momentos de atasco lector, a ver si también me sirve.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, no son lecturas que te vayan a marcar, pero son ligeras y entretenidas y te sirven como dices, para salir de un momento de atasco o de saturación de otras lecturas más exigentes. Anímate!

      Eliminar
  4. Tengo poco tiempo para leer y normalmente me decanto por lecturas que me dejen huella. Pero para lecturas triviales, está genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, y estas lecturas me hacen falta de vez en cuando! Besos

      Eliminar
  5. La tengo pendiente en la estantería, este tipo de libros me suelen gustar así que seguro que al menos, me resultará entretenida
    besos

    ResponderEliminar