miércoles, 16 de marzo de 2011

EL INVENTOR DE MAMÁS

A mi niño le encanta ir a la biblioteca. Tenemos la inmensa suerte de contar con una biblioteca de apertura bastante reciente con una planta entera dedicada a los niños. Dentro de esta planta está el rincón de los bebés, donde los más peques tienen a su disposición colchonetas de colores para recostarse, sentarse, y disfrutar del montón de libros a su disposición.
Además en esta planta hay también una zona de mesitas y sillas que también le encantan a mi niño.

Siempre que vamos él elige los cuentos que le apetece llevarse, algunas veces sólo uno, otras varios... pero nunca se quiere ir de vacío. La última vez que fuimos, había un libro llamado "El Inventor de Mamás" que casualmente estaba en la zona de los pequeñines. Mi niño me preguntó cómo se llamaba, le dije el título y quiso llevárselo. Así llegó este libro a nuestras manos. Aunque la edad a la que está dirigido el cuento son 8 años y mi niño tiene 3, lo leímos juntos y le encantó, aunque he de deciros que adapté alguna cosilla, que más adelante os contaré.



BRAULIO LLAMERO



Escritor y periodista nacido en 1956 en un pueblo de la provincia de Zamora llamado Manzanal del Barco. Se licenció en Periodismo en la Complutense y trabajó en diferentes medios de comunicación: radio, prensa, TV...
Además de periodista, Llamero es escritor de teatro y documentales, así como de varios libros para niños. Publicó su primer título en 1987 y ha recibido varios galardones, como el Premio Barco de Vapor.

En 2005 publica su primera novela para adultos, llamada El Beso del Tiempo y galardonada con el Premio de Narrativa Mago Merlín.
El autor tiene además un blog de cuentos y realiza cursos y conferencias de temática literaria y periodística.


EL INVENTOR DE MAMÁS



Carlitos (Don Carlos Gustavo, en realidad) es un niño muy infeliz. Su madre murió hace unos meses y su padre es un hombre de negocios que trabaja todas las horas del día y siempre está de aquí para allá, viajando por todo el mundo.
Carlitos vive rodeado de criados y profesores en una casa enorme con muchísimas habitaciones, comiendo en una mesa de esas larguísimas a la que casi ni se le ve el final... Un niño entre adultos encerrado en una cárcel de oro...
Un buen día llega una carta urgente para su padre. Acaba de irse nuevamente al extranjero y tardará semanas en volver, así que Carlitos abre la carta pensando que si es urgente, quizá sea algo que su padre deba saber. La sorpresa de Carlitos es mayúscula cuando lee el contenido de la carta: Guillermino Sirofán, inventor, ofrecía al padre de Carlitos un fantástico negocio que consistía en poner el capital para poder ofrecer al público en general su último invento: El invenmamis, una máquina que fabrica mamás a medida, a gusto del consumidor.

Carlitos no lo duda, rompe su hucha y sale en busca del señor Sirofán, recuerda que todo era diferente cuando mamá vivía y quizá la solución a su soledad sea volver a tener una mamá. Tras un viaje en el que va conociendo a otras personas y otros barrios de la ciudad, no tan limpios y ordenados como el suyo, llega por fin a casa del inventor y le pide que invente una mamá para él: la primera mamá tenía que ser cariñosa, pero era demasiado pegajosa, la segunda la quiso guapa, y estaba tan pendiente de su belleza que no era cariñosa con él... no había la mamá perfecta y Carlitos regresó.
Cuando llegó a casa, se encontró a su padre preocupadísimo por su desaparición. Carlitos le contó su historia y ésta le hizo reflexionar: su hijo le necesitaba y pasaría más tiempo con él. Es más, lo enviaría a un colegio donde estuviera con más niños. Y con respecto a las mamás... el invento era genial, no podía inventar mamás perfectas porque las mamás perfectas no existen, todas las mamás son imperfectas, aunque sus niños las quieren así, tal y como son, con sus defectos incluídos.


Y esa es precisamente la moraleja del cuento, que no hay nadie perfecto, que todos tenemos cosas buenas y malas y hemos de aprender a querernos y convivir así.
A mi niño le encantó este cuento del Invenmamis, lo siguió con gran interés, aunque también he de confesar que algunos párrafos tuvieron que modificarse para que no se le hicieran demasiado largos y no perdiese el hilo de la historia.
En un momento dado un criado dice a Carlitos que tiene permiso de su papá para darle unos cachetes y lo cambio por un castigo, porque en casa no damos cachetes. Pequeñas adaptaciones, pero en esencia el libro no varió cuando se lo conté a mi niño.

Lo que no me gustó nada de nada fueron las ilustraciones, además de que me parecieron escasas, la verdad es que no me gustó nada el estilo del ilustrador, Emilio Urberuaga, pero bueno, eso ya será gusto personal de cada uno...
En resumen, un libro entretenido, con pequeñas dosis de emoción para los más pequeños y con una moraleja muy interesante.

10 comentarios:

  1. Qué maravilla tener un niño al que le gusten las bibliotecas, porque hay otros que no quieren ir ni atados...

    ResponderEliminar
  2. la primera vez q me leyeron esta obra, fue cuando tenia 11 años. un profesor de castellano nos llevo este libro ala clase de ese dia. y de verdad deja una muy kinda experiencia y aun mas es una exelente obra..... de verdad 1000 felicitaciones al autor de este maravillosa obra...

    ResponderEliminar
  3. mmmmm conque asi es el libro!!!
    se ve muy simple ,gracias a los profesores debemos leer libros de niños de 8 años conque nosotros ,los que devemos leer el libros QUE somos de 6° con 12 o 11 años!!! es soprendente!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias a quien ha escrito esta entrada, más aún a su pequeño hijo y también al "anónimo 1". Soy Braulio Llamero, autor del libro y nada es más estimulante para un autor que saber qué pasa con sus obras y cómo son recibidas.
    Un afectuoso saludo.
    Braulio Llamero.

    ResponderEliminar
  5. Braulio, tu mensaje es un regalo, además de tu libro, como has podido comprobar por mi reseña. Muchas gracias por haberme escrito y muchas gracias también por tu tiernísima historia. Un abrazo enorme, de mi parte y de mi niño de cuatro añitos y medio que estoy segura de que algún día querrá leer él solito tu libro. Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo que hacer una ficha de este libro y hoy tengo la prueba es super lindo me encanta :D pero igual es un pokito triste me gusta el final :D

    ResponderEliminar
  7. este libro es genial pero que pena que a carlitos se le murió la madre por eso que va a donde sirofán a ver el invenmamis.

    ResponderEliminar
  8. chiquichiquibauuunnn

    ResponderEliminar
  9. A mi me gusta leer mucho

    ResponderEliminar