sábado, 5 de julio de 2014

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT

¿Buscáis libros para leer en verano, entretenidos y que os enganchen? Lo cierto es que esta novela es ideal para esta época, una historia que atrapa, que invita a seguir leyéndola y que es bastante adictiva. No es un novelón, pero creo que cumple su función de entretener a las mil maravillas.El escritor suizo Joël Dicker, su autor, con solamente 27 años nos sorprende para bien y además logra vender en toda Europa más de un millón de novelas, lo cual no es ninguna tontería.
La acción de la novela transcurre en 2008 en un pueblo norteamericano, en el que vive Marcus Goldman, un joven escritor que antes de llegar a los 30 publica una novela que hace que se le considere la joven promesa de la literatura norteamericana y vive la presión de no ser capaz de escribir la segunda, con el peso de la responsabilidad de la primera y la presión de su editorial.
Marcus acude a su antiguo profesor Harry Quebert, autor de una novela considerada una obra maestra y autor más que consagrado, sabe que él le comprenderá y sabrá aconsejarle, de manera que se traslada a la pequeña localidad de Aurora, par hablar personalmente con él.
A su llegada Marcus recibe la noticia del hallazgo del cadáver de una joven de la localidad, Nola Kellergan, desaparecida en el año 1975 y encontrada nada menos que en el jardín de Harry Quebert, que inmediatamente es arrestado, a pesar de declararse inocente.Marcus ha de cambiar pues su idea sobre el tiempo que pasaría en Aurora y se siente obligado moralmente a ayudar a Harry, de manera que decide investigar los hechos.
En este momento el lector irá pasando del pasado, de la época en que Marcus y Harry coincidieron en la Universidad, al momento actual y cómo le ha cambiado la vida a Harry. Marcus recuerda las enseñanzas de su antiguo mentor y también se nos va desvelando la relación entre Harry y la desaparecida Nola. Iremos de sorpresa en sorpresa, descubriendo cada vez más secretos y con varios giros inesperados en la trama, que gira en torno a la gran pregunta ¿quién mató a Nola?
En esta novela los personajes principales tienen varias capas, varias facetas y muchos secretos, ninguno de ellos será quien creíamos al inicio de la historia.
La novela se lee con fluidez, tiene casi 700 páginas que no se hacen en absoluto difíciles ni pesadas, en algunos momentos incluso parece que estemos viendo una película, no sé si será llevada al cine, pero sí tiene cierto ritmo cinematográfico por momentos.
Tiene algunos detalles poco o nada creíbles, quizá sea ese el fallo que le veo, y recurre a estereotipos propios de este tipo de novelas, pero desde luego teniendo en cuenta la edad del autor, seguro que pulirá estos fallos.
En resumen, entretenimiento puro, una historia absorbente que resulta ideal para una lectura veraniega sin complicaciones y que os recomiendo si estáis haciendo planes para llevaros algún libro a vuestras vacaciones.

11 comentarios:

  1. Lo leí el verano pasado y me encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bastante bien, sí. Bss!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Por lo que comentas, lectura ideal para desconectar. La tendré en cuenta para esos momentos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Es una novela a la que tengo muchas ganas y que estoy segura acabaré por leer a pesar de esos fallejos que tú enuentras y que esperon que se pulan con la madurez escritora del autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene algunos detallitos, pero está muy bien y para el veranito me parece perfecta!

      Eliminar
  4. Tengo muchas ganas de leerlo... ayer lo tuve en la mano, pero al final me llevé otros. Me haré con él seguro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que tiene buena pinta como lectura entretenida para el verano, así que apuntado queda.

    ResponderEliminar
  6. Es una novela que no me termina de convencer pese al tirón que tuvo en un principio. Bss.

    ResponderEliminar