miércoles, 26 de diciembre de 2012

MISIÓN OLVIDO. MARÍA DUEÑAS

María Dueñas me encandiló con su primera novela, El Tiempo entre Costuras, con una protagonista femenina, Sira, absolutamente inolvidable. Además de una historia y una ambientación fantásticas, Dueñas dejó muy claro que es una gran escritora, realmente da gusto leerla. El reto de una segunda novela tras el éxito arrollador de la primera, resulta difícil y no todos los escritores logran ser el escritor de un único libro que ha gustado y el resto pasa desapercibido porque no da el nivel.
La escritora, nacida en Puertollano, Ciudad Real, es doctora en Filología Inglesa y profesora titular en la Universidad de Murcia, aunque se ha pedido una excedencia para dedicarse totalmente a su faceta literaria.
Ha impartido clases en algunas universidades norteamericanas, y quizá fruto de esta experiencia sea la idea de enviar a la protagonista de esta segunda novela a vivir una "aventura americana".
La publicación de su primera novela en 2009 es un gran éxito de crítica, lectores y por supuesto, ventas, que sobrepasan el millón de ejemplares, un número que impone, y más en los tiempos que corren, duros para la literatura. El Tiempo entre Costuras se ha traducido a unas 25 lenguas y también fuera de España ha cosechado un gran éxito.


MISIÓN OLVIDO

Blanca Perea es una profesora de universidad de mediana edad. Como a muchas otras mujeres, profesional, madre de tres hijos y esposa, le sorprende un buen día que su marido decida marcharse de casa, con una mujer que le espera y además está embarazada de él.
La vida que Blanca creía tener hasta entonces se esfuma ante ella y reacciona aceptando una beca de un nivel académico muy inferior al suyo con la condición de irse lejos, muy lejos, para tratar de sufrir lo menos posible.
El destino es California, una pequeña universidad la espera para que catalogue el legado de un profesor, ya fallecido, Andrés Fontana, que estuvo estudiando las misiones españolas en aquel país.
Blanca poco a poco va saliendo de su pequeño despacho y relacionándose con algunas personas de Santa Cecilia, el pequeño pueblo en el que se encuentra, y entre los cuales Daniel Carter será el que más la marque.
El trabajo sobre el legado, que aparentemente resultaba una tarea anodina y aburrida, resulta que tiene mucho más interés del esperado y puede incluso que contenga datos históricos que serán muy importantes para el futuro de Santa Cecilia.
El viaje de Blanca en efecto, hará que su vida cambie, mucho, la Blanca que regresa no es la misma que se ha marchado tres meses antes.

LEYENDO MISIÓN OLVIDO
El título de la novela tiene a mi modo de ver un doble significado, por un lado Blanca se marcha para olvidar, y por otro la Misión Olvido es una misión franciscana que se cree que estuvo en Santa Cecilia, aunque eso habrá que demostrarlo...
El peso de la historia recae completamente en Blanca, una mujer a la que durante el relato vemos caer, desesperarse y poco a poco ir recobrando las fuerzas para resurgir de sus propias cenizas, mirar a la vida a los ojos y encontrar la manera de reconducir su destino. Una mujer fuerte, con las ideas claras a pesar de esos momentos iniciales de desorientación y confusión.
Blanca es un personaje muy bien construido, perfectamente creíble y lo más importante, vive una historia con una gran coherencia.
Vamos viajando al pasado para conocer un poco más a Fontana y también al profesor Daniel Carter, que estuvo en el país para realizar una tesis sobre Ramón J. Sender y tuvo ocasión de conocer a fondo el ambiente de la época.
Un pasado que va explicando perfectamente el presente, que se cruza con él pero sin que el lector pierda en ningún momento el hilo de las dos historias, cada una en un lugar y un tiempo diferentes, pero muy relacionadas y que se explican una a otra.

La novela tiene un ritmo más pausado que El Tiempo entre Costuras, pues aquí son más las cosas que suceden en el interior de los personajes, pero no resulta en absoluto de lectura lenta, todo lo contrario, no es una historia que se lea del tirón en un par de tardes, pero sí una historia que va entrando poco a poco, calando en el lector, y que hace que nos apetezca conocer un poco más a los personajes, entender los por qués de Daniel Carter, saber qué pasos irá dando Blanca...
A la vez que conocemos la historia de los personajes, conoceremos además la vida cotidiana española y californiana de dos épocas bien distintas, la España de la posguerra y la California del siglo XVIII, cuando los monjes franciscanos crearon el conocido como Camino Real, con el fin de convertir a los habitantes de aquellas tierras extrañas.
Es una maravilla leer a María Dueñas, sabe construir personajes fantásticos y contar muy, muy bien sus historias. Una lectura muy recomendable, quizá os pueda resultar una buena idea para regalar en estas fechas.

(La fotografía del mapa de las misiones californianas es de la web de la autora)

8 comentarios:

  1. Ya te decía antes que a ver si me animo con ella, que le tengo ganas. ;-)

    ResponderEliminar
  2. Creo que es una novela que sorprenderá a los que han leído su primera novela, pues es un estilo y una trama totalmente diferentes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado que sea algo distinto, que María Dueñas no se encasille, porque es una escritora muy buena

      Eliminar
  3. De esta novela he visto opiniones de todo tipo, tengo ganas de leerla porque la anterior me gustó mucho y espero que esta también, aunque no tengo muchas expectativas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy bien escrita, seguro que te gusta!

      Eliminar
  4. Está bien escrita, pero el argumento flojea algo.

    ResponderEliminar
  5. A ver si logro adelantar lecturas y meterme de una vez con ella. Un beso.

    ResponderEliminar