jueves, 28 de febrero de 2013

TALLER DE PIZZA: PANEPANNA EN GARUM

Este año en Galicia hemos tenido la suerte de que Panepanna ha desembarcado con fuerza para proponernos que entremos en la cocina y conozcamos un poquito más de los secretos de los básicos italianos (en tres talleres: pasta, pizza y risotto) e indios.
Cuando entramos en su web nos invita a participar:
"En tres horas veremos los ingredientes básicos para pizza – la masa, la salsa de tomate y el queso. Cada alumno realiza su masa que, con nombre y apellido podrá llevarse a casa para seguir practicando lo aprendido. Con una masa fermentada un día en la nevera, que encontrarás lista para ti, prepararemos cada uno una pizza distinta para ver cómo se pueden combinar distintos sabores. Y al final, como siempre, lo probaremos todo."
Los argumentos para no quedarse en casa suenan bien ¿no? Y si a esto le sumamos una profesora que sabe de lo que habla, lo sabe transmitir y consigue crear un ambiente de lo más agradable en sus clases, que no leeréis en la web pero que yo os cuento aquí entre amigos, ya no hay disculpa! Confieso que mi debilidad por todo tipo de arroces haría más adecuado que asistiese al taller de risotto, pero mi agenda me llevó al de pizza.
El taller tuvo lugar en el Garum, donde además de los talleres de Panepanna veréis otros muchos si os pasáis por la página de este restaurante compostelano.
En fin, al lío, nos divertimos mucho conociendo un poco más de esos "bichejos" que se llaman levadura y que gracias a sus gases consiguen que la masa suba, toqueteando la masa antes y después de trabajarla para observar cómo de masa blandengue y fofa pasaba como por arte de magia a un tacto mucho más firme, que unido a la forma de media bolita os podéis imaginar a qué nos recordaba y las risas que nos echamos.
De una manera muy fácil comprobamos cómo había que buscar ese punto en que la masa se deja hacer y está preparada para que podamos crear nuestra pizza favorita, eso sí, teniendo claras las bases que nunca han de faltar, aunque luego dejemos volar nuestra imaginación... La importancia del tomate y el queso, la diferencia de las aceitunas españolas e italianas, la pizza blanca, todo un descubrimiento, no creí que la patata fuese un ingrediente para una pizza!
Otro tema que dio mucho que hablar fue el de los ingredientes de las pizzas, lo que las pizzas que llevan un nombre determinado llevarían en Italia y lo que llevan en España, como es fácil de imaginar, cualquier parecido es pura coincidencia, cosas que suelen pasar cuando la gastronomía se adapta ¿Os imagináis lo que comerá un alemán en Berlín cuando le dicen que lo que tiene en el plato es una paella? Pues imagino que pasará algo similar.



Amasamos y horneamos la pizza blanca, con rodajas finísimas de patata, otra de anchoas, longaniza, atún con cebolla, salchichón y por último el calzone. Disfrutamos del aprendizaje, de la charla entre unos y otros, de las pizzas que con intervalos de diez minutos iban saliendo del horno, amasadas por nosotros mismos con una mezcla de miedo y ganas de aprender, porque claro, era la cena ¿y si nos salía una masa dura al estilo ladrillo? En fin, al final unas pizzas salieron más finas, otras menos, pero todas estaban muy buenas.
Nos llevamos a nuestra casa la masa que hicimos en el taller (la de las pizzas que comimos ya venía hecha, aprendimos a amasarla), con la tarea de amasarla en casa en un plazo de 24 horas para que no se echase a perder. Y misión cumplida, al día siguiente en casa cenamos una pizza de la que no quedaron ni las migas, y eso que era del tamaño de la bandeja del horno!! Sólo os digo una cosa, después de esto soy la pizzaiola oficial de mi casa...

6 comentarios:

  1. Madre mía, una pizza del tamaño de la bandeja del horno, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que me estaba dando pena pensar que iba a sobrar más de la mitad y no veas, más que hubiera!! Tuve un público muy entregado :D

      Eliminar
  2. Pero qué ricoooooo, un besote desde Bilbao!!, y por cierto, vete entrenando que me voy a pasar a probarla ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin problema, ración doble marchandooooo, jajaja :)

      Eliminar
  3. Qué buena idea este taller, seguro que la masa que hiciste estaba buenísima y al día siguiente hiciste con ella una pizza en casa para chuparse los dedos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas... este fin de semana creo que me toca repetir :)

      Eliminar