domingo, 7 de abril de 2013

RESTAURANTE ACIO. COMPOSTELA

Tenemos unos amigos del País Vasco que desde hace unos años buscan hueco y vienen a tierras gallegas, alojándose en Santiago, así que suelo recomendarles algún sitio para comer y siempre que puedo voy con ellos. Este año tenía muchas ganas de que conocieran el restaurante Acio, que el año pasado se les quedó en  el tintero y que estaba segura de que les iba a gustar.
Este restaurante, recientemente premiado en Madrid Fusión como Restaurante Revelación, ya es conocido por muchos compostelanos por el buen hacer de Iago Castrillón en los fogones y Eva Pizarro, la sumiller del local, que ha llenado la carta de vinos de referencias muy seleccionadas y con especial atención a bodegas pequeñas y familiares.
Cinco años han bastado a Acio para hacerse un nombre, a base de ofrecer una cocina moderna y creativa con una base sólida en el producto de mercado y tradicional. Este fin de semana tuvimos ocasión de ver la propuesta de este restaurante a la hora de preparar la lamprea en el informativo de Telecinco y Iago nos explicaba precisamente esto, que se busca innovar sobre la tradición, y vaya si lo hacen, con una carta que no es muy amplia pero que resulta de lo más atractiva.
El día anterior llamé para reservar, y menos mal, porque el restaurante estaba lleno el viernes santo, algo de lo que me alegro muchísimo, porque no estamos viviendo tiempos en que se vean los locales demasiado llenos en la ciudad.
Tras leer la carta tuvimos claro que como los tres comensales éramos muy, muy arroceros, no había dudas en pedir un arroz caldoso de pulpo con patatas, aunque no teníamos claro qué pedir como entrante, así que pedimos sugerencias al camarero, que nos aconsejó pedir dos entrantes y compartirlos y nos comentó que el ceviche estaba teniendo mucho éxito. No lo dudé, claro, aquí mis raíces peruanas decidieron por mí, así que nos pedimos un ceviche de zamburiñas y xarda y unas verduras de temporada a la parrilla.

Mientras esperábamos y Eva nos aconsejaba el vino para acompañar la comida, llegó a la mesa un aperitivo que nos encantó, puro sabor a mar en un bocado de centolla con crocante fantástico!

Enseguida decidimos el vino, un Rías Baixas de Bodegas Albamar, de Cambados, que nos gustó mucho y que llevaba el nombre de la bodega.



Tanto el ceviche, un plato que resulta de lo más sorprendente con la combinación del pescado y las zamburiñas, como las verduritas de temporada, estaban de lujo, como cabía esperar, Acio es un restaurante que no falla.


En cuanto terminamos los primeros platos, llegó nuestro arroz de pulpo. Pedimos dos raciones, que fueron suficientes para comer los tres e incluso hubo quien repitió! Qué os voy a decir, estupendísimo, me encanta el arroz y es un plato que en un restaurante puede fallarnos con facilidad, pero os aseguro que no fue el caso, estaba en su punto justo de cocción, sueltito, meloso... Una imagen vale más que mil palabras y por supuesto hay foto, ahí va:


El momento de decidir el postre os aseguro que fue muy complicado, hubiéramos pedido un poquito de cada... Al final pedimos dos raciones, pero por el único motivo de que ya no cabían más... el soufflé frío de naranja y el postre de avellana, café y chocolate fueron los elegidos, y la elección fue excelente, nos gustaron muchísimo ambos.


Mención especial merece el pan, de elaboración propia, algo totalmente inusual, y de mezcla de trigo y centeno, muy rico.
En fin, queda aquí mi recomendación y la experiencia culinaria, así como la atención, con Eva de anfitriona perfecta y un servicio impecable. Si no conocéis este restaurante compostelano, no dejéis de hacerlo cuando la ocasión se presente.

15 comentarios:

  1. Ayyyy! Inés! que ganas tengo de ir! Cada vez que alguien saca un post de él, me muero por ir a probarlo. Besinos, mi niña!

    ResponderEliminar
  2. Jeje... pues tus amigos vascos quedaron encantadísimos, así que lo hemos dejado apuntado en nuestra lista de recomendables en Santiago! Un besote!!

    ResponderEliminar
  3. Sólo por ese arroz con pulpo ya merece la pena matar!!! Pero qué pintón, me encantaaaa!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues ya sabes dónde iré de cabeza la próxima vez que pase por Santiago... :-)

    ResponderEliminar
  5. Joeeee pero que hambreeee y eso que es hora de desayunar xDD
    Las verduritas y el arroz me han hecho babear.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que menuda pintaza, y buenísimo todo!! Besotes

      Eliminar
  6. por casualidades de la vida espero poder ir éste miércoles . se ve genial

    ResponderEliminar
  7. por casualidades de la vida espero poder ir éste miércoles . se ve genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me contarás, seguro que sales encantado!

      Eliminar
  8. Y con lo arrocero que soy yo también, Inés, se me van los ojos a esa combinación tan exquisita. Y las zamburiñas con la xarda ni te cuento auque, con una buena ración de ese arroz me ponía tibio, que se dice. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba todo genial, pero los arroceros disfrutamos especialmente :)

      Eliminar