jueves, 18 de abril de 2013

ADEGA DO EMILIO

Con motivo de nuestra visita a la ciudad de Ourense pregunté a mi amiga María dónde comer, y nos sugirió el restaurante Adega do Emilio, pegadito al puente romano de la ciudad. Íbamos con unos amigos y queríamos ir a tiro fijo a un sitio donde nos dieran bien de comer, y quién mejor que una ourensana para darnos ideas!
Llevábamos la dirección anotada, y menos mal, porque la entrada no resulta nada llamativa, a simple vista parece que es un mesón o similar, pero nada más lejos, porque entramos en la parte donde se toman los vinos y a continuación, tras pasar por un pequeño pasillo, se accede a la zona de dos comedores, con dos estancias muy amplias en un edificio de piedra y otras dos en una ampliación posterior de madera. En esta ocasión no pudimos disfrutar de las mesas en el jardín, pero quedaron apuntadas para cuando el tiempo acompañe, porque el rincón era realmente apetecible.
No teníamos reserva, pero al llegar temprano había disponibilidad, y menos mal que fuimos tempraneros, porque el local se llenó cuando estábamos con el segundo plato más o menos... Las propuestas de la carta son bastante tradicionales, apostando por el producto local y la calidad. Nos decantamos por pedir unos entrantes para compartir entre todos (éramos 4 adultos y un niño) y luego un plato principal cada uno: pulpo á feira, ensalada Emilio y pastel de rape fueron los elegidos. El pulpo en su punto de cocción pero un poquito pincante para mi gusto, la ensalada fue lo que menos me gustó, estaba bien, pero de la ensalada de la casa me esperaba algo más y el pastel de rape fantástico. Acompañamos la comida de agua y un Pazo Señoráns que nos gustó mucho.


Al llegar el turno de los segundos platos, yo elegí una merluza rellena de gambas que estaba absolutamente fabulosa, nuestros amigos se decantaron por la brocheta de rape y la merluza rellena respectivamente y mi marido sintió curiosidad por probar el Cabrito de Manzaneda, que no había comido nunca. Le resultó algo seco, pero en esto no os puedo decir nada porque quizá el producto en sí es un poco seco... Sobre la brocheta los comentarios fueron muy buenos, así que pasamos al postre con buenas sensaciones tras los platos anteriores.


Y aunque ya estábamos más que satisfechos, somos una pandilla de golosos, lo confieso yo por todos, y no pudimos pasar sin probar los postres: filloas rellenas, copa de tres chocolates y cremoso de café ¿suena bien? Pues por si no os hacéis a la idea, traigo fotos también...


En fin, a la vista está que el sitio nos gustó, resultó agradable y comimos muy bien. La única pega que le pondría es que el servicio fue excelente en cuanto a tiempos de comidas y demás, pero muy seco en el trato, correcto y educado, pero seco para mi gusto.
Al salir lo hicimos por otra puerta diferente a la que usamos al entrar y nos sorprendió ver un montón de gente famosa que había comido aquí, incluso había fotos del Príncipe de Asturias...
Resumiendo, ambiente muy agradable, raciones abundantes y buena relación calidad-cantidad-precio.

15 comentarios:

  1. Cuando escribes estas opiniones y además pones estas fotos, da igual que sea la hora que sea, apetece comérselo todo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que todo estaba fantástico!! Bss

      Eliminar
  2. La foto de los postres puede herir la sensibilidad del espectador más hambtiento

    ResponderEliminar
  3. Tan hambriento que me he comido la erre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, es lo que tiene ser goloso Pedro :)

      Eliminar
  4. Ay, qué bueno todo! Pero lo de las filloas y la crema de café...hummmmmmm!!!!

    ResponderEliminar
  5. MMmm me quedo con todos los postres...el pastel de rape y las brochetas jejejej
    Qué buena pinta!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Yo sería de la panda de goloso, qué gran lugar que hambre me ha dado!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que la verdad no es para menos! Bss

      Eliminar
  7. A mi me gusta mucho la carne del carnero que, como bien sabes, dice el dicho que de la mar el mero y de la tierra, el carnero, pero es una carne más bien seca y hay que saber prepararla. En todo caso, me quedaría con la merluza rellena de gambas y de los postres, con solo mirar las filloas rellenas ya me pones los dientes largos. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si se les quedaría demasiado seca la carne o qué... Mi merluza rellena estaba de miedo y los postres fantásticos! Bss

      Eliminar
  8. Unhh, todo tiene una pinta espectacular no se con que me quedaría, menos mal que a estas horas no tengo nada de hambre.
    Me apuntaré el nombre para cuando vaya a Ourense.
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Que rico!! se ve precioso y exquisito.
    Acabo de toparme con tu blog, se ve lindo, te gustaría que nos siguiéramos? que dices? cualquier detalle me comentas y con gusto.
    R.

    ResponderEliminar